10% de descuento con el código: 10OFF

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Artículos & Noticias

Cómo el poder de los aromas mejora nuestra vida

Todos hemos oído alguna vez frases populares como «Esto me huele bien». 

Hoy sabemos que olores y emociones están legítimamente interrelaciona-dos. Los aromas producen efecto en las personas de un modo totalmente involuntario e inconsciente. Por eso los aromas actúan contra el estrés, ayudan a relajarse o estimulan y nos aportan nueva energía. Pueden cambiar nuestro estado de ánimo, transportarnos a un recuerdo distante e incluso ayudar a crear lazos con nuestros seres queridos.

Podemos aprovechar también estos efectos de los aromas e influir en nuestro propio bienestar incorporando pequeñas rutinas como encender regularmente velas aromáticas en la entrada de casa para relajarnos al llegar a casa, pulverizar bruma textil en las sábanas y almohada para mejorar el descanso o aromatizar el armario. Al uso de inciensos históricamente se atribuyen efectos reparadores en cuanto al bienestar mental y corporal, ayudando a la concentración, a relajar el sistema nervioso y reducir el estrés.

Éste es uno de los principios sobre los que trabajan disciplinas como la Aromaterapia, que a través del uso de aceites esenciales de plantas busca tanto mejorar el equilibrio de la mente y el cuerpo como  mejorar la calidad de vida y reducir la tensión, la ansiedad y/o el dolor de forma natural y que brevemente explicamos a continuación.

Estos efectos positivos inconscientes se deben a que el olfato transmite directamente al cerebro, sin procesar la información,  una característica única del sentido del olfato, que conecta a la parte más primitiva del cerebro humano, al sistema límbico. Este es el responsable de los sentimientos y el afecto entre otros. Un buen sentido del olfato a su vez también nos preserva de peligros como, por ejemplo, de los alimentos en mal o de las fugas de gas.

Los aromas son algo extraordinario, seguro que has experimentado alguna vez cómo nos trasladan inmediatamente a viejos amores, a vacaciones inolvidables y a personas o momentos de épocas muy pasadas.

 

*En cierto sentido igual que ocurre con la música aunque, sin entrar en detalles, se trata de un proceso más elaborado que tiene lugar en varias partes del cerebro interconectadas.

Comparte:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre nuestras ofertas

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter.

POST RELACIONADOS
Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe un código de un 10% de descuento además de estar al tanto de nuestras ofertas y novedades. 

Ir al contenido